Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Reino Unido: Se metió clandestinamente a un avión para viajar a Londres pero cayó y se estrelló en un jardín 

En el compartimiento del tren de aterrizaje del avión se encontró agua, alimentos y una mochila. Cuerpo fue encontrado en el jardín de una casa de Londres , en el Reino Unido.  

Se metió clandestinamente a un avión para viajar a Londres pero cayó y se estrelló en un jardín
Se metió clandestinamente a un avión para viajar a Londres pero cayó y se estrelló en un jardín
Se metió clandestinamente a un avión para viajar a Londres pero cayó y se estrelló en un jardín

¡De terror! Un vecino de Clapham, barrio ubicado a sur de Londres en el Reino Unido , quedó conmocionado al descubrir en su jardín el cuerpo de un hombre momentos después de que cayera del cielo. 

Según la Policía, la víctima de esta espantosa tragedia sería un sujeto que se metió de manera clandestina a un avión de la aerolínea Kenya Airways que partió de Nairobi, en Kenia, y que tenía como destino el aeropuerto londinense de Heathrow. 

"Pensé que era un vagabundo que dormía en el jardín. Miré más atentamente y vi que había sangre en todos los muros del jardín. Entendí rápidamente que había caído", dijo el vecino a The Sun. 

Se cree que el hombre cayó del mencionado avión, que ya en un compartimiento del tren de aterrizaje, donde se habría escondido para viajar hasta el Reino Unido, encontraron una mochila, agua y alimentos.

La aerolínea se pronunció y consideró el hecho como una muerte “ desafortunada”. Asimismo, la aseguró que viene cooperando con las autoridades británicas y de Kenia.

Cabe indicar que ir de polizón en el tren de aterrizaje de un avión es muy peligroso. Especialistas consideran que tres cuartos de los pasajeros que viajan de esta manera no sobreviven por el frío y la falta de oxígeno que se genera cuando el avión alcanza la altitud de crucero, informó AP.

En el pasado, otros polizontes han sufrido accidentes como el ocurrido recientemente. En setiembre de 2012, un hombre de 30 años de Mozambique, identificado como Jose Matada, murió tras caer del tren de aterrizaje de un vuelo de Angola con destino a Heathrow. 

Cargando siguiente contenido

Portada