Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Katy Jara fue flechada: Piurano la conquistó hace seis meses cuando le pidió una foto | ENTREVISTA | FOTOS

Cantante Katy Jara dice que Marvin Bancayan llegó a su vida cuando ya había perdido la esperanza de enamorarse y siente que son como dos ‘almas gemelas’.

Katy Jara
Katy Jara
Katy Jara

Más sobre:

Katy Jara

En tiempos donde el ‘amor a distancia’ se resume en un ‘felices los cuatro’, Katy Jara y Marvin Bancayan Fiestas defienden valientemente su relación, que nació hace seis meses y que pronto sellarán con un ‘sí, acepto’. Y aunque muchos cuestionen que es muy pronto para que den el siguiente paso, están convencidos de que son ‘almas gemelas’.

¿Cómo se conocieron?
KATY: Fue en Sechura, a donde fui a grabar un video. Él llegó con un amigo para entregarme un material para ‘Domingos de fiesta’. Al terminar el clip, hubo un compartir con los que estábamos ahí, firmé autógrafos y me tomé muchas fotos, hasta que me abordó.

MARVIN (su padre lo llamó así por el boxeador Marvin Hagler): Soy sincero, estaba buscando la oportunidad para acercarme y pensando qué le iba a decir.

¿Recuerdas qué te dijo?
K:‘Te tomas fotos con todo el mundo, ¿puedes tomarte una foto conmigo?’ Pero fue la forma cómo me lo dijo, entre tímido y coqueto, eso me desequilibró, me puse nerviosa. Empezamos a conversar y nos dimos cuenta de que teníamos muchas cosas en común.

¿Cuáles?
Fui a la universidad en Trujillo y él también. Resulta que sacábamos copia en los mismos lugares, tomábamos el carro casi en el mismo paradero, iba con sus amigos a los locales donde yo cantaba...

O sea, sus caminos ya se habían cruzado
¡Sí! Pero nunca nos vimos, cosas del destino.

¿Cuánto tiempo tienen juntos?

Seis meses

Fue un ‘flechazo’, Marvin...
¡Sí! Katy, como representante de la cumbia, tiene un nombre y una imagen en televisión como conductora, pero lo que me atrajo de ella fue su humildad, sencillez y sensibilidad con los animales, eso hizo que me acerque más. Además, somos amantes de la cumbia.

¿Es cierto que su boda será con cuatro orquestas de cumbia?

K: Ya estoy conversando con mis amigos de algunas agrupaciones, vamos por buen camino, queremos casarnos (el próximo año) por civil y también hacer una boda religiosa para compartir con nuestras familias y los amigos que nos aprecian.

Ambos llegan con sus ‘mochilas’ (relaciones pasadas), ¿los ex no se opondrán a su boda?
De mi parte no, porque el papá de mi hija tiene un compromiso. Nuestra relación es de padres, es mi amigo y a veces también manejamos temas laborales, así que por ahí todo está tranquilo. La ‘mochila’ de Marvin es un poquito más cargada que la mía.

M: Soy divorciado, tengo dos hijos y mi relación es de padres, las cosas están totalmente establecidas y cerradas.
K: Él es un buen papá y me gustó más al ver que se lleva bien con mi hija, ella tiene 9 años y han congeniado muy bien, ese es un gran plus. Otra de las cosas que me gusta de Marvin es que le encanta bailar. Cuando lo vi echando su ritmo dije: ‘Tiene que ser para mí, ja, ja ja’.

Muchos cuestionan que se casen tan rápido...

K: Sí, pero tendríamos que explicarles lo que sentimos. Mira, pasé muchas cosas, tuve una relación larga con el padre de mi hija, pero nuestros sueños no eran los mismos y nos separamos. En cambio, con Marvin coincidimos con muchos temas y nuestras metas son afines, como ‘almas gemelas’.

M: La vida nos depara muchas cosas, a veces acertamos y en otras no, pero con la experiencia que ambos tenemos ya sabemos qué queremos para nuestra relación y qué errores no cometer.

¿Cómo rompiste la timidez para pedirle la mano delante de su familia?
(Katy cuenta emocionada): Se paró como un soldadito, muy protocolar y como mi papá fue militar, al ver su actitud, se lo ganó, era el único que faltaba porque ya lo habían aprobado todos, con eso se lo echó al bolsillo.

M: Para mí es fundamental hacer las cosas correctas para empezar una relación con los cimientos sólidos. Estaba ansioso (en la pedida) por escuchar su respuesta, ya sea un ‘espérame’, ‘vas muy rápido’ o lo que mi corazón anhelaba, que era el ‘sí’. Gracias a Dios, aceptó.

Katy, ¿eres mayor que Marvin?
Por unos meses. Cumplí 34 en abril y él tendrá la misma edad en diciembre.

¿Eres celoso?

Para nada, confío en Katy. Es más, cuando un fan le pide una foto yo se la tomo. Además, ella se hace respetar.

Te pregunto porque los norteños tienen fama de ‘machistas’...
Yo no, cada uno se desarrolla en sus respectivas labores. Soy contador de profesión y empresario pesquero. Creo que una persona, cuando está destinada para ti, lo será.

¿Vivirán juntos cuando se casen?
K: Por el momento nos estamos adecuando a nuestros trabajos y tiempos.

M: Ella va a Piura (donde reside y trabaja), yo vengo a Lima o nos encontramos en Trujillo (la familia de Katy vive en esta ciudad) y viceversa.

K: Pero ya se fue conmigo a Bolivia. También viajamos a Cusco, Juliaca, Desaguadero y Puno, a tres mil metros y cinco grados bajo cero.

M: Con ese frío, mi amor, no creo que te quede la menor duda de que te amo (Se besan).

¿Te han dicho que te pareces a Leonard León?
(Ríe) Sí, creo que tengo que cambiar de peinado. Sé que es un buen cantante, pero yo no canto.

¿Katy te canta?
Hay un tema que escuchaba desde que estaba en la universidad y se llama ‘Un amor como el tuyo’ y siempre me decía: Ojalá algún día alguien me cante esa canción.
K: Y conociste a la cantante...

¿Le has compuesto?
Sí, son canciones que hablan del amor a distancia, del amor que pensé que no iba a llegar a mi vida, pero Marvin apareció y estoy feliz, enamorada. Yo siempre he querido casarme y él me pescó.

Cargando siguiente contenido

Portada