Piura: Cuatro comerciantes mueren triturados en choque de camionetas | FOTOS

Chofer de colectivo invadió carril contrario para evitar chocar con montículo de arena y colisionó contra camioneta en vía a Paita, en Piura. Ambos conductores y sus copilotos murieron, sus cuerpos quedaron atrapados en los fierros retorcidos y cinco resultaron heridos

qqq
aaa
xx
xxss
ccc

Más sobre:

Piura

Cuatro muertos y cinco heridos, entre ellos una niña, dejó el violento choque frontal entre un taxi colectivo y una camioneta donde viajaban comerciantes, en el distrito de Miguel Checa. El accidente habría ocurrido cuando uno de los conductores realizó una brusca maniobra para evitar impactar contra un enorme montículo de arena e invadió el carril contrario de la carretera a Paita, en Piura, en horas de la madrugada.

El trágico accidente habría ocurrido en momentos que el colectivo Station Wagon, de placa B7M-204, conducido por Santos Evaristo Becerra Coronado se desplazaba en la vía a Paita en el sector Chalaco, cerca del centro poblado de Jíbito, en Piura, en donde se topó con la ‘loma‘ de arena.

Al esquivar terminó en la vía contraria, por donde circulaba la camioneta, color roja, de matrícula P1L-898, manejada por Luis Félix Ipanaqué Otero. El choque frontal fue brutal pues ambas unidades circulaban a excesiva velocidad.

Los conductores murieron en el acto y los vehículos terminaron destruidos. El fuerte impacto también acabó con la vida de Juana Peralta Negrón, quien iba como copiloto en el Station Wagon, y de Francisco Quevedo Suárez, suegro de Ipanaque Otero, quien estaba sentado a su costado.

En tanto, los otros pasajeros del taxi colectivo, Yuliana Jiménez Vílchez, su hija de 8 años de edad, y Eugenio Changanaqué Suyón quedaron heridos. Las primas Celia Chiroque Durazno y Rosario Chiroque Carrasco, quienes iban en la camioneta roja, también resultaron graves. Todos fueron conducidos al hospital N°2, en Piura.

Los cuerpos quedaron atrapados entre los fierros retorcidos de las unidades, que los bomberos tuvieron que cortar para retirarlos.

COMERCIANTES

Familiares de Ipanaqué Otero contaron que él y sus parientes se dirigían del centro poblado de Nomara (Paita) a Sullana, en Piura, para comprar pescado y abarrotes, que venderían de retorno a su pueblo. Ipanaqué Otero deja cuatro hijos, entre ellos dos menores de edad.

Mientras que Juana Peralta también era comerciante, transportaba limones, camotes y verduras que vendería en Paita, en Piura. Toda su mercadería quedó regada en la vía. Se supo que Becerra Coronado residía en Macacará (Paita).

Ir a portada